"Apocalipsis Z. El principio del fin" de Manel Loureiro

Portada del primer libro de la trilogia del Apocalipsis 

- La verdad es que cuando empecé  a leer este libro sentía cierto miedo a llevarme una gran decepción, como me ha pasado otras veces con otras libros que me recomiendan y que o no me gustan o me parecen normales.
- Me costó un poco que me "enganchara" pese a su novedoso formato pues pese a que me gustan los libros descriptivos me mareo y me pierdo cuando describen demasiado la escena. Me explico,  me parece bien que se haga una descripción de los hechos, describas el lugar en el que nos encontremos pero... me pone nervioso, me aburre y me desengancha de la historia, cuando el autor para decirme que entra en una habitación y la estudia se tira veinte páginas.  Está bien una descripción general pero no tan minuciosa porque cortas la acción y, sinceramente, tantos detalles aburren al lector.
- Eso es lo que en un principio me temí me pasará con Manel pues describe muy bien los lugares, la acción, las cosas pero a veces se "pasa un poco" con las explicaciones. 
- Manel triunfó con su primer libro gracias a su original formato, al que muchos copiaron pero no superaron, de ir cada día subiendo una historia a las redes como si pasará en realidad.
- Todo empieza poco antes de la Nochevieja del año 2008, cuando al protagonista  (un acomodado abogado de clase media que vive en una urbanización en las afueras de Vigo) le recomiendan que empiece a escribir un blog con las cosas interesantes que le pasen en el día, ya que sus seres queridos no consiguen que olvide el trágico accidente que le costó la vida a su mujer. Su hermana barcelonesa le regala una pequeña bola de pelo naranja que acaba convirtiéndose en su mascota y amigo, el gato Lúculo. 

- En su diario comienza hablando de sus pequeños problemas domésticos y de una curiosa noticia, que en un principio no parece importante aunque luego se descubre que lo es. Y mucho: en algún lugar del Cáucaso un grupo de rebeldes asalta unas instalaciones militares y de forma accidental libera una enfermedad que se propaga sin remedio por todo el planeta.
- Poco a poco, Manel nos mete en su mundo apocalíptico y nos engancha en una de las mejores novelas de zombis que he leído en mucho tiempo ( Y os puedo garantizar que he leído docenas sobre el tema)
- Me gusta la original forma de tratar un tema manido hasta la saciedad, de hacerlo emocionante y de como un problema menor se convierte en la necesidad de sobrevivir. Me alegro que haya otras dos partes para poder seguir leyendo más sobre este devastado mundo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Fariña" de Nacho Carretero

"¡A las armas! de Quique Peinado" un pequeño gran libro sobre el Rayo y ValleKas

" Instituto cultural- bases de nuestro 64° concurso literario LETRAS PARA EL MUNDO" por Rosana Silva, Junín (Buenos Aires, Argentina)