Harry Potter y el Legado Maldito


Tenía ganas de escribir sobre una de mis sagas favoritas de fantasía, en mi opinión de las mejores que jamás he leído. Después de tantos años la famosa escritora, JK Rowling, decidía volver a publicar algo sobre el aclamado Harry Potter después de su famosa saga.
Este libro no es una novela en sí como las otras pues está basada en una obra de teatro que se ha estado representando durante mucho tiempo en el West End londinense y que esperemos que en breve aparezca, en castellano, por España.
Esta obra está dividida en dos partes. Escrita por JK Rowling, John Tiffany y Jack Thorne es una adaptación teatral del futuro, cuando ya son adultos, de Harry Potter, Hermione Granger y todos los famosos magos de la anterior saga.
Parece ser que este libro se escribió pensando en una futura película, "El Legado Maldito" que se empezará a roda en el 2018 para llevarla a la gran pantalla en el 2019.
 El guion de los ensayos, y no una novelización de la obra, se puso a la venta el 31 de julio de 2016 y se convirtió en la octava historia ambientada en el universo de Harry Potter. La obra se sitúa diecinueve años después de la conclusión de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, y sigue la vida de Harry Potter, ahora un empleado del Ministerio de Magia, y su hijo menor Albus Severus Potter.

Trama


Parte 1

Acto 1


En septiembre de 2017 , dieciocho años después de la derrota de Voldemort, Harry Potter es el Director del Departamento de Seguridad Mágica y tiene tres hijos con Ginny Weasley: James Sirius Potter, Albus Severus Potter, y Lily Luna Potter. Hermione Granger ahora Ministra de Magia, se ha casado con Ron Weasley - quien dirige Sortilegios Weasley - y tienen dos hijos: Rose y Hugo, que llevan el doble apellido Granger-Weasley. Draco Malfoy es auror y esta casado con Astoria Greengrass tiene a su unico hijo Scorpius Malfoy.
En la estación de King's Cross, Albus y Rose se suben al Expreso de Hogwarts para empezar su primer año en Hogwarts. Aunque Rose lo desaprueba, Albus no tarda en hacerse amigo de Scorpius Malfoy, el único hijo de quien fuera el rival de Harry, Draco. Al llegar a Hogwarts, ambos muchachos son seleccionados para Slytherin mientras que Rose es seleccionada para Gryffindor.
Durante los siguientes tres años, Albus considera la reputación de su padre como una carga, lo cual pone tensión en su relación. Scorpius lidia con la muerte de su madre Astoria y desmiente los rumores de que es el hijo secreto de Voldemort, engendrado a través del uso de un giratiempo. Mientras tanto, Rose, quien se ha vuelto una estudiante altamente popular y Cazadora del Equipo de Quidditch de Gryffindor, sigue con tensión en su relación con Albus, al punto de que ya nunca pasan tiempo juntos.
El verano siguiente, el Ministerio de Magia confisca un giratiempo ilegal perteneciente a un ex-mortífago. Harry y Ginny discuten reciente actividad entre quienes fueron aliados de Voldemort y son interrumpidos por el enfermo padre de Cedric Diggory, Amos, quien le exige a Harry usar el giratiempo para salvar a su hijo Cedric. Harry se niega debido a los peligros de interferir en el pasado. Albus se hace amigo de la sobrina y cuidadora de Amos, Delphi, mientras escuchan a escondidas la conversación.
Más tarde, Harry le ofrece a Albus su cobija de bebé, la única cosa que conservó de su madre, Lily, como un regalo; Albus rechaza el regalo, lo cual lleva a una discusión durante la cual una botella de poción de amor se vierte por accidente sobre la cobija, y tanto el padre como el hijo expresan deseos de no ser parientes.
En camino a Hogwarts para su cuarto año, Rose intenta recomponer su relación con Albus al confirmar la existencia del giratiempo. Albus le habla a Scorpius de escapar del Expreso de Hogwarts en marcha y obtener el giratiempo para poner remedio al error de Harry. Los dos trepan al tejado y saltan del tren antes de ponerse en camino a ver a Amos y Delphi.
Mientras tanto, Harry experimenta horribles pesadillas y dolor en su cicatriz. Hermione y él celebran una reunión pública acerca de los posibles riesgos de los mortífagos y Voldemort, pero la comunidad no se convence de que haya amenaza. Harry, Hermione y Draco descubren que Albus y Scorpius han desaparecido; Hermione deduce que Albus se escapó en pos de su discusión con Harry, y Draco se preocupa de que Scorpius haya sido arrastrado a sus problemas familiares.
Sin saber nada de eso, Delphi proporciona a Scorpius y Albus una Poción Multijugos; disfrazados de Harry (Scorpius), Ron (Albus) y Hermione (Delphi), el trío se infiltra en el Ministerio y roban con éxito el giratiempo del despacho de Hermione.

Acto 2


Albus decide que la mejor manera de salvar a Cedric es impedirle ganar el Torneo de los Tres Magos, un evento ocurrido en el cuarto año de Harry en Hogwarts. Los chicos deciden que Delphi debería quedarse atrás ya que ella es muy mayor para pasar desapercibida como estudiante de Hogwarts. Albus y Scorpius, disfrazados de estudiantes de Durmstrang, viajan a la primera prueba del Torneo y desarman a Cedric, provocando que falle en la prueba de obtener un huevo de oro protegido por un dragón. Más tarde se revela que el giratiempo sólo les permite estar cinco minutos en el pasado; son incapaces de controlar su regreso al presente y Albus resulta herido.
Mientras tanto, los adultos buscan a los muchachos desaparecidos. Los sueños de Harry revelan el paradero de Albus en el Bosque Prohibido. Mientras busca, el centauro Bane advierte que una "nube oscura" persigue a Albus. Harry, Ron y Hermione encuentran a los chicos justo después de su regreso del pasado. Albus es llevado a la enfermería de la escuela, donde Harry conversa con el retrato de Albus Dumbledore; éste le aconseja que vea a Albus como él es. Harry exige que Albus rompa toda relación con Scorpius, llegando al punto de intimidar a la directora Minerva McGonagall para que use el Mapa del Merodeador para mantenerlos separados. Mientras tanto, Albus descubre que la realidad ha cambiado: ahora está en Gryffindor; Ron está casado con Padma Patil y tienen un hijo, Panju, mientras que Rose no existe; una Hermione amargada es la profesora de Defensa Contra las Artes Oscuras. Se revela que Albus y Scorpius inadvertidamente hicieron a la Hermione joven ser sospechosa de Durmstrang; asistió al Baile de Navidad más como amiga de Ron que como pareja de Viktor Krum, y Ron nunca sintió los celos que resultarían fundar su romance.
Albus evita a Scorpius, pero Delphi aparece en Hogwarts y persuade a Scorpius para que se reconcilie con Albus, lo cual él logra con éxito al reprenderse de ser un mal amigo. Albus también persuade a Scorpius para hacer un segundo intento de salvar a Cedric, una cuestión que particularmente concierne a Scorpius debido a su amor por Rose. Viajan a la segunda prueba, en la cual Cedric tuvo que nadar hasta el fondo del lago para rescatar a un ser querido atrapado. Trabajando de nuevo para hacerle fallar, usan un encantamiento para obligar a Cedric a subir a la superficie -una completa humillación- tras haber discutido con Delphi.
En el presente, Draco y Harry discuten sobre sus hijos, dando lugar a un precoz duelo de magos. Draco sorprendentemente encuentra causa común con Hermione mientras le explican a Harry lo importantes que fueron las amistades de Harry en Hogwarts para su identidad, ante lo cual Draco llega al punto de admitir que tenía envidia a Harry por sus amigos, ya que Draco estaba siempre pegado a los brutos Crabbe y Goyle, y Harry se da cuenta de que está aislando peligrosamente a Albus. Regresan a Hogwarts, donde Harry se disculpa con la Profesora McGonagall e intentan localizar a los chicos, descubriendo finalmente que están en posesión del giratiempo.
Mientras tanto, Scorpius regresa al presente para encontrarse en una nueva línea de tiempo donde Voldemort tiene un reinado supremo en el mundo mágico. Dolores Umbridge es la Directora de Hogwarts, que es ahora una escuela de magia oscura, mientras que Harry está muerto, Ron, Hermione y Severus Snape (quien no murió y continua enseñando Pociones) son aliados y los primeros dos son muy buscados, habiendo sido derrotados en la Batalla de Hogwarts.

Parte 2


Acto 3

Para su horror, Scorpius descubre que humillar a Cedric Diggory le convirtió en un hombre cruel y amargado que se unió a los mortífagos y mató a Neville Longbottom. Con Neville muerto, el horrocrux Nagini sobrevivió a la Segunda Batalla de Hogwarts, llevando a Voldemort al triunfo. Voldemort ahora gobierna en el mundo mágico. El propio Scorpius es un respetado (y temido) estudiante popular en Hogwarts que hace a otros hacer lo que a él se le antoje, mientras que su padre Draco es el Director del Departamento de Seguridad Mágica. Una poderosa bruja llamada La Augurey es la ayudante más cercana de Voldemort. Scorpius se expone a ver si puede restaurar la línea de tiempo.
Se gana la confianza del Profesor Snape, que aún vive y enseña, pero siendo un miembro clandestino del Ejército de Dumbledore. Snape le lleva a las sedes secretas de la resistencia, donde Ron y Hermione, que son fugitivos muy buscados, están vivos. Scorpius les convence sobre la verdad de sus orígenes y ellos aceptan ayudarle, incluso aunque eso signifique que Snape deba morir de nuevo. Scorpius es advertido de que si retrocede en el tiempo una vez más y hechiza a su otro yo con un Encantamiento Escudo para impedirle intervenir con Cedric Diggory, todo se resolverá. Lo hace, pero no hasta que Snape, Ron y Hermione son atacados por dementores que les hacen el Beso del Dementor. Aunque en esta realidad alternativa no están casados, Hermione y Ron declaran su amor el uno por el otro y se alcanzan a agarrar sus manos mientras sus almas son absorbidas fuera de ellos. Snape le pide a Scorpius que le diga a Albus que está orgulloso de que lleve su nombre, antes de que los dementores le absorban el alma también.
De nuevo en el presente, Scorpius de repente desaparece pero Albus reaparece. Impedir la humillación a Cedric Diggory en la segunda prueba parece haber devuelto las cosas a la normalidad, aunque los chicos parecen haber perdido el giratiempo. Confiesan a la Profesora McGonagall lo que hicieron, quien les recuerda que su mundo ha sido creado y sostenido por muchas personas que han perdido la vida, incluyendo a aquellos que más quieren; y que a pesar de las nobles intenciones de Albus y Scorpius, el mundo alternativo que ellos por inadvertencia crearon podría ser lo último que desearían. Harry visita a Albus en su dormitorio. A pesar de que es casi incapaz de contener su rabia, finalmente se calma y siembra las semillas de una verdadera reconciliación.
Entonces Scorpius le dice en secreto a Albus que mintió a los adultos respecto a haber perdido el giratiempo, que lo tuvo todo el tiempo, porque sabía que los adultos no le permitirían quedárselo. Los chicos acuerdan destruirlo de una vez por todas. Deciden hacerlo en la lechucería para no llamar la atención; Albus invita a Delphi a unirse a ellos porque se siente atraído por ella. Entonces Delphi por inadvertencia expone su tatuaje de un Augurey, una siniestra criatura de la que Scorpius recuerda haber oído algo en la segunda realidad alternativa. Ella entonces revela que ha tenido un plan secreto todo el tiempo: se lleva a los chicos como rehenes maniatándolos juntos con magia, destruyendo sus varitas y matando a un prefecto que los estaba buscando. Delphi entonces los obliga a viajar atrás en el tiempo a la tercera prueba del Torneo de los Tres Magos, que consistía en un laberinto lleno de obstáculos físicos y oscuras criaturas.
En el laberinto, Albus y Scorpius deciden detener a Delphi, ya que sólo tienen cinco minutos antes de que el giratiempo los devuelva al presente. Antes de que su tiempo en el pasado finalice, se chocan por accidente con Cedric Diggory, quien piensa que el trío es otro obstáculo. Libera a Albus y Scorpius y momentáneamente desarma a Delphi, pero ella recupera el control de la situación, usa el giratiempo para viajar una vez más antes de destruirlo, y abandona a Albus y Scorpius en el pasado.

Acto 4


Se revela que Delphi, Albus y Scorpius han viajado los tres a 1981. Usando un calendario de una estación de tren, Albus y Scorpius descubren que la fecha en que se encuentran es el 30 de octubre de 1981 - un día antes del halloween de 1981, la noche que Voldemort mató a los padres de Harry. Dándose cuenta de que Delphi planea matar a Harry ella misma para impedir que la maldición letal de Voldemort rebote sobre él como ocurrió, viajan a Godric's Hollow, donde localizan a Harry de bebé y a sus padres. Pensando en alguna manera de comunicarse con el futuro, Albus recuerda la cobija que su padre le dio. Cuando la arrojó al otro lado de la habitación durante la discusión con su padre, rompió una poción de amor, la cual fue esparcida por encima de la cobija. Scorpius y Albus razonan que si escriben un mensaje invisible en la cobija usando tinta de Demiguise, el escrito se volverá visible debido a la reacción mágica de la tinta ante el polvo de perla de la poción de amor. De ese modo, Harry verá el escrito, ya que como él dijo, todos los 31 de octubre abraza la cobija en recuerdo de sus padres. Los chicos roban tinta de Demiguise de la casa de Bathilda Bagshot, la autora de Historia de la Magia, e intentan escribir un mensaje en la cobija. Harry y Hermione descifran el mensaje, lo cual revela la ubicación de los chicos en el espacio y el tiempo, y avisan a Ron y Luna. Draco, quien se une a ellos, revela en secreto que su familia tiene un giratiempo que es más poderoso.
Viajan en el tiempo para rescatar a Albus y Scorpius. Sin embargo, gracias a Hermione descubren que Delphi eligió el momento exacto, no para matar a Harry de bebé, sino más bien para prevenir a Voldemort de que atacase a los Potter en primer lugar. Esto aseguraría que el reinado de terror de Voldemort continuase. Escondiéndose en una iglesia cerca de la casa de los Potter, se ponen de acuerdo en transformar a Harry en el propio Voldemort; cuando su cicatriz empieza a dolerle de nuevo, también empieza a entender la lengua pársel otra vez y, siendo el único que ha estado en la mente de Voldemort, es el mejor para disfrazarse de él. Aquí, se revela que Delphi es la hija que le dio Bellatrix Lestrange, nacida entre finales de 1997 y principios de 1998 en la Mansión Malfoy, donde Voldemort residió durante esa época, antes de la Segunda Batalla de Hogwarts. Ella le suplica a su "padre" que le reconozca, lo cual Harry hace antes de que se le pasen los efectos de su transformación. Delphi, dándose cuenta de que ha sido engañada, inicia un fiero duelo con Harry, a quien luego se unen sus amigos y Albus. Logran someterla y ella ruega su único deseo que es conocer a su padre. Harry, sorprendido, explica que eso no es posible; no se puede cambiar el pasado.
Al oír que el auténtico Voldemort llega para matar a los padres de Harry, Delphi le llama, pero Hermione Granger y Draco la hacen callar y la mandan de vuelta al presente. Harry ve una vez más la escena de la muerte de sus padres, con Albus a su lado, creando así un sentimiento de cercanía entre ellos. Tras los asesinatos cometidos por Lord Voldemort, regresan al presente. En el pasado, un desconsolado Hagrid llega a la escena para llevar a Harry de bebé con los Dursley.
De nuevo en Hogwarts, Scorpius logra reunir coraje para pedirle una cita a Rose. Aunque ella le rechaza, él está convencido de que su iniciativa llevará al comienzo de su amistad, la cual finalmente surge tras un encuentro en los pasillos. Albus le pide a Harry acompañarle esa tarde a dar un paseo subiendo una colina. Harry lleva a Albus a la tumba de Cedric Diggory, la cual visita con frecuencia, para pedirle perdón por la relación que tuvo con su muerte.
Harry dice "Creo que va a ser un día estupendo." Albus responde "Yo también lo creo."

¿Me ha gustado? ¿Cuales son los motivos?

Obviamente, porque soy un fan empedernido de la famosa saga y de sus siete libros. (De las películas mejor hablo otro día, que tienen mucho de lo que hablar)
Me ha gustado mucho porque llevaba años esperando, sí literalmente años, una continuación o algo relacionado con el universo Harry Potter de manera oficial, o sea escrito por JK Rowling o, al menos, autorizado por ella por lo que no cuento los cientos de relatos y de historias que hay por internet sobre el universo de Harry.
Está muy bien el enfoque teatral pues le da mucha "vida" y juego a la trama pues esta transcurre rápidamente y sin tiempo para descansar. Además, es perfectamente adaptable al cine sin transcurrir en ningún "recorte" de la obra como en anteriores partes...
Me ha encantado ver el toque "adulto" de los anteriores protagonistas como eran Ron, Harry, Ginny, Draco, Hermione... aquí ya adultos, con hijos, trabajo y demasiado mayores para recordar como eran ellos de jóvenes.
El eterno conflicto del bien y el mal acompañado de lo que llaman la "diferencia generacional" que hace que el padre y el hijo, por mucho que se quieran, no se comprendan y causen problemas entre ellos. Además, el pobre Albus no entiende porque no puede ser amigo de Scorpius y sufre porque lleva el peso de ser el hijo del famoso Harry Potter lo que le hace pasarlo realmente mal.
No quiero contar más para no desvelar cosas que me parecen importantes para el lector pero me parece una gran lectura, amena, divertida y muy recomendable. Sí eres fan del género o de la saga no se que haces que aún no la has leído y si no estás seguro de que te vaya a gustar prueba a leerlo, las obras de teatro son rápidas de leer y muy amenas, te aseguro que no te arrepentirás.




Comentarios

Entradas populares de este blog

"Fariña" de Nacho Carretero

"¡A las armas! de Quique Peinado" un pequeño gran libro sobre el Rayo y ValleKas

X Premio de Poesía Joven RNE